martes, 21 de febrero de 2017

Un día en la vida de un Burgués

20 de Febrero de 1786


                    Hoy me levanté a las siete de la mañana para ir a cazar, cacé tres conejos y un ciervo, al regresar a casa le dije a mi criada que me hiciese unos huevos fritos y café para desayunar. Después fui a mi empresa para saber si estaba todo bien, mi empresa era de tela, la empresa más importante del pueblo. Al llegar vi que estaba todo correctamente, hablé con algunos trabajadores y me dijeron que estaban trabajando lo más rápido que podían pero no era suficiente, así que decidí hacer un parón de unas horas para que pudieran descansar. al llegar a casa me sentía bien , pero llamaron al timbre y mi criada me dijo que era una familia de mi empresa, les deje pasar y ellos me contaron que no tenían casa porque se les quemó en un incendio. Yo como no tenía familia y mi casa era muy grande les dejé quedarse hasta que arreglaran su casa, ya que me sentía muy solo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada